Tasación gratuita y muy competitiva al instante.

Entrega en 72 horas en cualquier punto de España.

Más de 1.000 coches en stock.

Coches Jaguar de segunda mano disponibles

Coches Jaguar de ocasión baratos y certificados por peritos externos

Te mostramos 6 coches de segunda mano.
Jaguar XF 2.0D 132kW Portfolio Auto Sportbrake
  • 135.871 km
  • 2017
  • Automático
  • Diésel
18.990
18.090
276 €/mes
Jaguar XE 2.0I 147kW RWD Pure Auto
  • 43.327 km
  • 2017
  • Automático
  • Gasolina
23.990
366 €/mes
Jaguar F-Pace 2.0L i4D AWD Automatico Pure
  • 123.009 km
  • 2016
  • Automático
  • Diésel
21.890
334 €/mes
Jaguar E-Pace 2.0D 132kW S 4WD Auto
  • 60.147 km
  • 2018
  • Automático
  • Diésel
28.990
27.540
420 €/mes
Jaguar E-Pace 2.0D 163PS MHEV S 4WD Auto
  • 12.662 km
  • 2022
  • Automático
  • Híbrido
47.990
45.990
701 €/mes
Jaguar E-Pace 2.0P 184kW R-Dynamic S 4WD Auto
  • 101.891 km
  • 2018
  • Automático
  • Gasolina
27.690
26.100
398 €/mes

Modelos de Jaguar

¿Qué carrocería Jaguar buscas?

¿Buscas un Jaguar de segunda mano?


Si buscas la manera más asequible de hacerte con un Jaguar, encontrarás la respuesta en nuestro concesionario de segunda mano. Jaguar es una marca de calidad premium y esto se refleja en que sus modelos permanecen inalterables al paso del tiempo, gracias a la calidad con la que están realizados. Esto convierte a Jaguar en una marca ideal para ser adquirida de segunda mano ya que podrás tener la tranquilidad de poder disfrutarlos durante muchos, muchos, más años. Si además acudes a profesionales como nosotros, podrás contar con la tranquilidad de saber que solo encontrarás a la venta modelos de coches que hayan superado con éxito, los estándares de calidad que ofrecemos a nuestros clientes. Ven y llévate tu coche sin esperas, al mejor precio y con todas las facilidades para su compra. ¡Te esperamos!


Jaguar, estilo único e inconfundible


Jaguar es una de las marcas más míticas y célebres en la historia de la automoción tanto en el mundo de la competición como por sus modelos icónicos que no pasan de moda.

Aunque la misma tiene su origen en 1922 aunque bajo otro nombre (Swallow Sidecar Company) no es hasta 1945 cuando tomará su nombre definitivo “Jaguar”. Según se dice, como símbolo de la velocidad a la que tenía proyectado expandirse esta empresa.

Actualmente, Jaguar está englobada dentro del Grupo Jaguar-Land Rover perteneciente desde 2008 al grupo Hindú TATA Motors, al igual que sus marcas subsidiarias.


¿Cómo son los vehículos Jaguar de ocasión?


Desde su nacimiento hasta hoy, la marca desafía los límites de lo imposible, manteniendo su filosofía originaria de combinar prestaciones y belleza como ninguna otra marca. Y no hay duda alguna de que lo han conseguido ya que los coches Jaguar nunca han pasado inadvertidos y siempre despiertan el interés de todos tipo públicos, seguramente por su inconfundible diseño y elegancia al más puro estilo inglés.

Este ADN de Jaguar está presente en todas sus berlinas y coches deportivos, pero también en las gamas que han sido recientemente incorporadas: los SUV de lujo, que han disfrutado de un excelente éxito comercial.


Fiabilidad Jaguar


La fiabilidad y calidad de un Jaguar está presente en todo momento, desde que el vehículo es tan solo un concepto, hasta que es entregado a su propietario.

Para garantizarlo, Jaguar es una de las marcas que más invierte en el desarrollo tecnológico de sus vehículos. Combina el conocimiento experto de las industrias de alta tecnología como la aeroespacial con la fórmula 1 para el desarrollo de sus vehículos.

También invierte anualmente una gran cantidad de esfuerzo, medios y dinero en el desarrollo de tecnologías de ingeniería asistida mediante software para sus componentes. Este sistema permite generarlos con mayor rapidez y precisión, para después testearlos simulando todo tipo de situaciones (10 años de vida, temperaturas de -50 o +40, etc…) para finalmente optimizarlos antes de que sean fabricados. Esta tecnología brinda muchísimas ventajas por un lado proporciona la máxima fiabilidad de los elementos antes de que llegue a fabricarse el vehículo pero también reduce las emisiones contaminantes. Un Jaguar solo llega a fabricarse cuando se ha conseguido un nivel de precisión óptimo que nuevamente volverá a verificarse tras finalizar este proceso.