Mejoramos cualquier tasación.

Entrega en 72 horas en cualquier punto de España.

Más de 1.000 coches en stock.

La motorización en los nuevos coches. ¿Cuál es la ideal?

Los tiempos han cambiado a la hora de elegir el próximo coche a comprar. Hace unos años la duda venía en la marca y el modelo, hoy la motorización juega un papel muy importante a la hora de decidirte por uno u otro vehículo.

Los modelos propulsados con gasolina son las más veloces pero también los que más consumen y suelen ser los más demandados entre las compras de coches de segunda mano. No obstante, las nuevas tecnologías y motorizaciones han logrado obtener rendimientos extraordinarios bajando los consumos y con rendimientos sorprendentes no hace tanto tiempo.

A la hora de decidirte es conveniente que conozcas que las motorizaciones de los coches se pueden dividir en dos ramas: los motores de combustión y los motores eléctricos.

Entre medias de ambas, podríamos agrupar los motores que funcionan de manera híbrida mediante la combinación de ambos tipos (combustión y eléctrico). Vamos a conocer los tipos de motorización.
imagen del blog
Motor de gasolina

Es la motorización más primitiva y es conocida como motores de cuatro tiempos; ya que su rendimiento se consigue a partir de la explosión del combustible, que genera una chispa que provoca la expansión del gas para lograr el movimiento de los pistones.

Es quizá la versión de motor más deportiva para los amantes de lo clásico. En Dursan tenemos un amplio abanico de posibilidades en motores de gasolina.

Motor diésel

El motor diésel, es la motorización más demandada en la actualidad. Es un motor térmico que mediante combustión interna alternativa.  El encendido del combustible se consigue mediante la elevada temperatura lograda por la compresión del aire en el interior del cilindro.

Su combinación de rendimiento, consumo y prestaciones lo convierten en una excelente elección. ¿Qué modelo te gusta de nuestro catálogo diésel?

Motor a gas
Esta motorización utiliza combustible basado en gases, como pueden ser el l GNC (gas natural comprimido) o el GLP (gas licuado de petróleo).

Está demostrado que este tipo de motorización alarga la vida del motor de los coches. Esto se consigue porque los gases no generan tanto desgaste en los cilindros y pistones, algo que sí ocurre en los motores que se alimentan a base de gasolina o gasoil.
Motor eléctrico

La motorización eléctrica basa su funcionamiento mediante la transformación de la energía eléctrica en energía mecánica. De esta manera nuestro coche echará a andar cuando el motor absorbe la energía que se encuentra en las baterías. Luego estas baterías tienen distintas formas de recarga.

La ausencia de ruido, la suavidad y el bajo mantenimiento hacen de esta elección un acierto, aunque la autonomía todavía no se acerca al resto de motorizaciones. En nuestra web puedes elegir el modelo eléctrico que mejor se ajusta a tus necesidades.

Motores híbridos

Los vehículos híbridos se caracterizan por utilizar usar sistemas de propulsión mixtos, es decir que se caracterizan por combinar motores de combustión interna con motores eléctricos, estos últimos se alimentan por baterías adicionales a la principal.

Estas motorizaciones se caracterizan por su gran eficiencia energética aunque existen diferentes sistemas que pueden variar esta eficiencia.

Al conseguir menor consumo energético, se consiguen grandes beneficios económicos y medioambientales.

Las variantes entre los sistemas de propulsión de estos vehículos son:

  • La incorporación de una celda de combustible
  • Supercondensador
  • Motor de aire comprimido
  • Batería inercial

Estas variantes se combinan con un motor de combustión o eléctrico.

¿Cuál eliges entre nuestras ofertas?